11 Datos que harán que dejes de morderte las uñas

By 6 enero, 2016Sin categoría

De niños era común meternos el dedo a la boca y por instinto mordernos las uñas; pero si este comportamiento continúa en la edad adulta no es más que desórdenes psíquicos asociados con el estrés o a impulsos obsesivos compulsivos conocido cientificamente como OnicofagiaEsta manía afecta al 5% de la población adulta, por lo que es considerado como algo normal pero nada saludable.

1. Debajo de tus uñas se albergan todo tipo de bacterias

Las uñas son el hogar de todo tipo de gérmenes, hongos y levaduras que adquirimos mientras realizamos nuestras innumerables tareas a lo largo del día. Las bacterias más comunes encontradas en los dedos son el estafilococo aureus, el cuál puede ser causante de forúnculos y abscesos.

2. Cuando chupas o muerdes tus uñas adquieres más bacterias

Un estudio realizado en el 2007 para comprobar si morderse las uñas tenía algún efecto sobre el incremento de bacterias en la boca, dio como resultado que el 76% de las personas que se muerden las uñas son más propensos a tener diarreas y vómitos debido a la bacteria Escherichia Coli, entre otras.

3. Al morderte las uñas te causas un daño dental

Todos pensamos que nuestros dientes son tan duros y fuertes que se podría decir que son casi indestructibles y nadie se imaginaría que morderse las uñas podría causar un gran daño en los dientes. Entre los casos más graves que esto ha causado en los dientes es astillado, fracturas y mandíbulas desplazadas.

4. Eres más propenso a sufrir bruxismo

Morderte las uñas es un hábito que está asociado con los nervios o el estrés, y lo más probable es que si muerdes frecuentemente tus uñas eres más propenso a que tus dientes rechinen por la noche y tiendes a tener problemas más graves como la pérdida de los dientes.

5. Si tienes brackets, la situación empeora

Según la Dra. Ansa Akram profesora de ortodoncia en la Universidad de Bristol, el hábito de morderse las uñas no solo pone en peligro la integridad de los brackets, sino que aumenta la reabsorción de los dientes sometidos a un tratamiento de ortodoncia. Los brackets pueden dar buenos resultados para formarnos una sonrisa perfecta, pero si te muerdes las uñas lo único que vas a lograr es quedarte sin dientes.

6. Morder tus uñas te puede causar gingivitis

Las uñas medio comidas podrían acabar atrapadas debajo de las encías causando inflamación y enrojecimiento poco agradables a la vista. Según un informe realizado por el Dr. B. Carlene Krejci, un niño sufría de gingivitis debajo de uno de sus dientes, y tras años de limpiezas y tratamientos se descubrió que tenía 6 trozos de uñas debajo de la encía adheridas a su diente. Esto es sólo el comienzo de la gingivitis, lo peor es cuando tus dientes se caen.

7. Te provoca mal aliento

Cuantas más bacterias tengas en tu boca, peor aliento tendrás y a esto normalmente se le conoce como el aliento del gato recién nacido o halitosis.

8. Tus dedos pueden llenarse de pus

En ocasiones no solo mordemos nuestras uñas; también afectamos la piel de alrededor. Esto puede llegar a ser una manera divertida de pasar el rato hasta que las heridas se infectan provocando una poroniquia infecciosa aguda.

9. Incluso puede llegar a transmitir enfermedades de transmisión sexual

Debido a que nuestras manos tienen contacto con todo tipo de cosas, incluyendo los órganos sexuales, tanto nuestros como de otras personas, esto puede llegar a conducir herpes desagradables. A pesar de que no es muy frecuente se han dado casos de lesiones en la boca causando ampollas y otro tipo de lesiones bucales.

10. El esmalte de uñas es toxico y no debes masticarlo

La mayoría de los esmaltes incluyen una sustancia llamada Formaldehído, en caso de que desconozcas a que se refiere, se suele usar para embalsamar a los muertos. En base a esto el Dr. David Katz tomó algunas muestras debajo de las uñas de algunos estudiantes y después de 3 días comprobó que las muestras de las uñas que llevaban esmalte desarrollaron menos bacterias. Una ventaja es que reduce las bacterias debajo de las uñas, lo malo es que es demasiado tóxico tanto para las uñas como para nuestra salud.

11. En el peor de los casos, tus uñas no volverán a crecer jamás

Practicar este acto frecuentemente puede llegar a dañar el lecho de la uña que al exponerse al aire libre acaba reduciendo su tamaño. Si llegas a morderte lo suficientemente profundo las siguientes uñas que crezcan no tendrán piel de donde agarrarse y por lo tanto se caerá. Esto no tiene solución y una vez que empiezan los síntomas son irreversibles.

NJR

Author NJR

More posts by NJR

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.